El medio físico

Ruta de Alto do Príncipe

Un Parque Nacional de piedra y océano

Cumbres antaño unidas a las sierras litorales y ahora aisladas por la inundación de la costa, componen una cadena de islas que protegen las rías.

En los archipiélagos exteriores, Cíes, Ons y  Sálvora, su relieve se caracteriza por la presencia de dos vertientes diferenciadas. La occidental, enfrentada a los  embates del mar abierto con su costa rocosa. La oriental, que mira al ambiente más amable de las rías, lo que permite la formación de arenales y dunas en esta cara de las islas. Los fuertes vientos, llenos de  salitre, el escaso desarrollo de los suelos y la carencia relativa de precipitaciones determinan las condiciones naturales de estas islas.

Cortegada, abrigada dentro de la Ría y con ambiente menos  salino, tiene una costa donde se van alternando los arenales y las rocas. Es una isla de relieve plano y suelos bien desarrollados que dan sustento a los bosques que la recubren.

La cercanía al continente, la singularidad del relieve y el mar cómo permanente fondo escénico configuran los paisajes únicos de este Parque.

Consulta más información sobre lo medio físico del Parque Nacional haciendo clic aquí.

Cíes acantilados
Cíes acantilados